Ejemplo de Humildad

Parábola de los dos hijos

 Había un hombre que tenía dos hijos. Se dirigió al

 primero y le pidió: “Hijo, ve a trabajar hoy en el 

viñedo.” “No quiero”, contestó, pero después se

 arrepintió y fue. Después el padre se dirigió al otro hijo

 y le pidió lo mismo. Éste contestó: “Sí, señor”; pero no 

fue. 

Mateo 21, 28-30





A través de esta parábola aprendemos que el Humilde
sabe Obedecer.







No hay comentarios. :

Publicar un comentario