El Amor de Dios por el malechor

El amor de Dios por el malhechor (Lucas 23:29) Cuando el Señor Jesús fue crucificado, dos malhechores estaban siendo castigados también, uno de cada lado. Uno de los malhechores blasfemaba contra Jesús diciendo: no eres tu el Cristo? Sálvate a ti mismo. Pero el otro respondió: ni aún temes a Dios, estando en la misma sentencia? nosotros, en verdad, con justicia, porque recibimos el castigo que nuestros actos merecen; Pero este ningún mal hizo. Y todavía: Jesús, acuérdate de mi cuando vengas en tu Reino. En ese momento él reconoció a Jesús como su salvador y se entrego a El. En el mismo momento Jesús le dijo: en verdad te digo que hoy estarás conmigo en el Paraíso. El amor de Dios por nosotros es tan grande que no importa cuanto pecamos, El considera nuestra entrega sincera.











No hay comentarios. :

Publicar un comentario