La mujer de Samaria

La mujer de Samaria (Juan 4)




Cuando el Señor Jesús estaba en camino a Galilea, fue necesario que
atravesase la provincia de Samaria. Ya cansado por el viaje paró para descansar 
en una fuente, la fuente de Jacob. Cuando vio a una mujer sacar agua de la fuente, ahí Jesús comenzó un diálogo. La mujer imagino que estaba delante de un hombre común, que estaba cansado y con sed.
Entonces el Señor Jesús reveló su Omnisciencia y Omnipresencia, pues sabía la necesidad de aquella mujer. Él sabía que era una mujer sedienta del Espíritu de Dios, y que desde hace mucho tiempo venía sufriendo, pues ya se había casado 5 veces. Luego después, Jesús mostró su Omnipotencia, pues Él no quería apenas dar un alivio para la mujer samaritana, Él quería cambiar la vida de ella.



Cuando aceptamos al Señor Jesús como único Dios, como la mujer samaritana, el tiene el poder de transformar nuestra vida, El sabe todo lo que hemos pasado, conoce nuestros conflictos, miedos, complejos, y está dispuesto a darnos el agua de vida, para que nunca más volvamos a tener sed.



         



No hay comentarios. :

Publicar un comentario