El Objetivo del Educador Cristiano

Cuando el Señor Jesús estuvo en este mundo, uno de Sus objetivos fue enseñarnos.
Observando los evangelios, aprendemos un poco de todo, cómo amar al prójimo, cómo ser misericordioso, cómo debemos orar y también cómo debemos enseñar.
Incansablemente el Señor Jesús enseñaba.Y para eso Él usaba lenguaje figurado, como en la vez que dijo a sus discípulos que era mejor arrancar uno de sus miembros para entrar en el Reino de lo Cielos (Marcos 18.6) Jesús no estaba queriendo decir que ellos tenían que mutilarse, sino que  los hacía pensar que para heredar la vida eterna tenían que sacrificarse.
Es como dice también en Mateo 16;5 donde Jesús exhorta al respecto del fermento de los fariseos y saduceos. Sus discípulos olvidaron llevar pan. El Señor Jesús aprovechó la oportunidad para enseñar, usando el ejemplo del fermento del pan, enseñando que así también podían ser influenciados por los fariseos.
Este también es el papel del educador, aprovechar todos los recursos posibles para enseñar, y siempre con un único objetivo: GANAR ALMAS.
Todo lo que hacemos dentro de la sala, sea un recurso, un juego o hasta incluso un dibujo, tiene que tener el objetivo de ganar almas. La palabra de Dios es vida. Y debemos usar todos los recursos disponibles para pasar Espíritu y Vida.
Ahora observe este diagrama. Respondiendo a las preguntas usted verá si de hecho ha alcanzado este objetivo.



No hay comentarios. :

Publicar un comentario