Fruto de la carne: Envidia

Cuando deseamos lo que las otras personas poseen, dejamos de enfocar nuestra fe en Dios.
Dios es muy grande y desea darnos mucho más de lo que pedimos o pensamos.
Muestre esta imagen a los niños, y enseñe que la envidia es un fruto de la carne.
Nuestro foco debe estar en lo que Dios puede darnos a través de nuestra obediencia, y no en lo que los otros poseen.



Encuentre el Tema Mensual allá en la
y muchas opciones de recursos para usar en
lo que aún es novedad para su grupo.
Inclusive vea estas opciones:


 Y si necesita de la relación completa con su significados...


No hay comentarios. :

Publicar un comentario